Algunas enseñanzas y conclusiones de la defensa del proyecto “Mountain Advisor” (I)

El pasado día 9 de febrero, en ESIC, defendimos por fin el proyecto de fin de máster del MDB el equipo formado por Esther Álvaro, Alberto Huete, Ignacio Ros y yo mismo. El tribunal estaba formado por José Manuel Mas (director del programa), Rodrigo Miranda, Farid Fleifel, Francisco Rodríguez Cervantes (podéis verle aquí) y tres representantes de grupos de inversión.

Aparte de la cuestión académica, y dando por entendido que diferentes personas pueden tener preferencias muy distintas en cuanto al estilo de presentación, formato, etc., lo más interesante son las observaciones de los expertos presentes.

Algunas de las observaciones recogidas son “de cajón”, pero no está de más recordarlas. Hoy recojo aquí los aspectos generales que, probablemente, aplican a cualquier presentación a inversores.

  • Muy importante respetar el formato y los tiempos establecidos, y ajustarse a las limitaciones que imponen.
  • Las introducciones, los “elevator pitch” han de hacerse con convicción, naturalidad. La pasión, mezclada con los hechos imprescindibles. Son muy pocas las cosas que se pueden retener… incluso de un minuto de alocución.
  • Ir directamente a los hechos, a las conclusiones. Los detalles sobre las fuentes en que te apoyas, cómo has llegado a ellas, etc., mejor para el turno de preguntas. Si las hay, es que les ha interesado y, si no, tienes la confirmación de que no hacía falta “largar el rollo” de entrada.
  • El idioma de las diapositivas: salvo causa justificada (para ilustrar que el producto es multiidioma, p. ej.), debe evitarse la mezcla, porque distrae y da la sensación de poca preparación, de refrito…
  • Cuidar el formato, la “identidad corporativa” que se comunica por las transparencias o diapositivas. Deben tener un “aire de familia” inconfundible – colores, marcos, estilos, estructuras de cabeceras, cajas, viñetas, etc. –
  • Es recomendable que haga una última revisión alguien no familiarizado con los documentos, porque tendrá el ojo más despierto a la hora de encontrar erratas, posibles problemas con la redacción, gráficos erróneos, etc.
  • Si es posible conocer antes los perfiles e intereses de los presentes, es posible adaptar algo los materiales. P. ej., para hacer más hincapié en la tecnología y sus costes, cómo se afronta su incorporación al proyecto, etc. Sin embargo, es cierto que, en los foros de inversores, esto no siempre se puede saber.
  • En general, hay que dar peso especial a los factores más críticos. P. ej., en nuestro caso, el coste de desarrollo de la tecnología se ve poco, al final, un si no es tapado, como asunto de poco peso… siendo así que es clave. A FF le preocupó, p. ej.: ¿Cómo se va a gestionar? ¿Quién lo va a hacer? Más sobre esto al hablar de los socios (será otro post).
  • Ayuda a pensar el proyecto de otra manera el haber preparado las respuestas a las preguntas más frecuentes (aquí hay que agradecer el cuestionario suministrado por Rodrigo en su momento), y añadir las que se va uno encontrando al discutir el proyecto con unos y otros
  • Ojo: si estás al final de la jornada, o la agenda es apretada, puede ser que no tengas mucho tiempo para indagar en los intereses, fundamentos, etc. de las observaciones, cautelas, etc. de los presentes. Puede ser necesario contactarles a posteriori.
  • Estar con un ojo en las oportunidades que se abren. P. ej., uno de los representantes de inversores (creo recordar que fue el representante de Step One, pero no lo juraría) comentó que es algo que podría interesar a alguien como C. Barrabés, por su relación con la montaña de muchos años.
  • Independientemente de las recomendaciones y mejores prácticas generales, hay que adaptar materiales, mensajes, etc. a los aspectos características de nuestro negocio. P. ej.:
    • El nuestro es un negocio de nicho, así que, ante el inconveniente del tamaño, hay que aprovechar la mejor posibilidad de fidelización.
    • No siendo un negocio que inicialmente prometa espectaculares retornos, pero con un potente componente afectivo, hay que pensar en socios muy enganchados a la montaña (V. arriba). Probablemente, no invertirían 60K, sino quizá 20K.
    • En nuestro caso, es interesante tener una idea no sólo del coste de adquisición de usuarios, sino del coste de adquisición de establecimientos. Al menos dos de los presentes entendieron que. para atacar todos estos negocios (los 3300, de los que salen los 300 estimados el primer año) hará falta más gente.

En sucesivos posts recogeré observaciones más específicas recogidas en la sesión.

Anuncios

Comentarios, observaciones, recomendaciones son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s